Ataques de ansiedad, pánico y angustia

Ataques de ansiedad, pánico y angustia

En ésta semana en el programa Hoy por Hoy Salamanca de Radio Salamanca en la Cadena SER hablamos sobre los ataques de pánico, crisis de angustia o crisis/ ataques de ansiedad, pero ¿sabes cuales son las diferencias y en qué consisten?

Lo primero que es importante explicar, es que son lo mismo, es decir, son diferentes formas de llamar a una misma situación, y en lo que realmente consiste, es en una reacción muy intensa de malestar físico y psicológico que aparece de una forma explosiva y temporal, normalmente tiene una duración de entre 10-30 minutos, que se produce de forma inesperada, y que además genera un miedo o una sensación de angustia enorme, debido a la cantidad, variedad e intensidad de los síntomas que se padecen.

ataques de ansiedad

Causas

Cerca del 3% de las personas lo pueden sufrir a lo largo de su vida, y el origen pueden deberse a muchas causas, como una predisposición biológica (genética), estrés por factores sociales o económicos, tomas de decisiones difíciles o postergadas y diferentes tipos de problemas no resueltos, sucesos traumáticos, o bien consumo de sustancias, o incluso aprendizajes familiares como puede suceder en algunos casos de familias excesivamente sobreprotectoras.

Si se producen varios ataques de ansiedad en repetidas ocasiones, puede derivar en un trastorno de pánico.

ataques de ansiedad

Síntomas

Existen multidud de síntomas tanto físicos como psicológicos característicos en los ataques de ansiedad, a continuación te menciono algunos típicos.

Hay múltiples síntomas físicos como: sudoración, taquicardias, mareo, ganas de vomitar, arritmias, dolores de cabeza, temblores, sensación de no poder tragar, parestesias (entumecimiento), etc…

También aparecen diferentes síntomas psicológicos como: miedo, sensación de irrealidad, de dislocación, miedo a perder el control, miedo a quedarse loco, miedo a morir, etc…

ataques de ansiedad

Etapas

Tiene una serie de etapas de evolución determinadas:

Etapa inicial: Se produce una ansiedad anticipatoria en la que vamos intuyendo que algo negativo puede suceder, en relación a los síntomas, o bien porque comenzamos a tenerlos o bien porque los hemos experimentado con anterioridad. La mente empieza a anticipar que se puede producir el ataque y empezamos a recordar imágenes de momentos anteriores.

Ataque de ansiedad en sí, que es el momento en el que los síntomas se viven físicamente con reacciones corporales y miedo intenso.

Bajada de la ansiedad,  que es el momento después del ataque, dónde quedamos en un estado de semi-agotamiento.

ataques de ansiedad

Tratamiento

Prevención:

Como siempre, la prevención es la primera recomendación, así prevenir las situaciones de estrés y controlar niveles de ansiedad es fundamental.

El tratamiento cognitivo – conductual parece el más recomendado en éstos casos, a través de técnicas como la exposición controlada a los estímulos que dan miedo.

También considero fundamental aprender cómo funciona el propio ataque, que síntomas se padecen y la duración de la crisis para que podamos saber que va a suceder y nos ayude a tener consciencia de la situación.

ataques de ansiedad

Una vez que aparece:

  • Recordar cómo funciona, que síntomas hay y cuanto dura.
  • Es fundamental enfrentarse al momento, no tratar de evitarlo, para ello:
  • Saber que fijarse en los síntomas los provoca y aumenta, para ello desviar la atención concentrándose en tareas específicas como describir características de objetos del entorno, puede ser una buena estrategia.
  • No tener miedo, y para ello hay que saber que tan solo son síntomas reactivos muy desagradables y que por ellos no vas a morir, para aprender de ellos puedes provocar los síntomas en una situación controlada, creando así una situación paradójica que provoca que los síntomas no aparezcan. (técnica propia de modelos de intervención estratégica)
  • Controlar la respiración para que no haya un aumento excesivo de la oxigenación lo que produce más mareo.

ataques de ansiedad

Es muy importante entender que éstas recomendaciones siempre se deben realizar con la supervisión de un profesional de la salud mental acreditado, ya que el realizarlas en un contexto inespecífico puede acarrear peores consecuencias, así que si estás sufriendo alguna situación parecida, no dudes con contar con un profesional que te pueda ayudar, ya que tiene en ocasiones una fácil solución..

♦ Como siempre podeis escuchar el audio del programa pinchando AQUI a partir del minuto 53,30

♦ También podeis ver un video donde hablo brevemente sobre ello AQUI

Sobre el autor de éste artículo:

Javier Barreiro Santamarta es Licenciado en Psicología por la Universidad de Salamanca, Psicólogo General Sanitario en Salamanca colegiado nº CL-3735. Máster en Psicología Clínica cognitivo-conductual, Máster en Terapia Breve Centrada en Soluciones y Máster en Recursos Humanos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *