Trastorno Obsesivo – Compulsivo

El Trastorno Obsesivo – Compulsivo (TOC), se trata de un trastorno de ansiedad que se caracteriza por la aparición de pensamientos repetitivos e intrusivos que generan mucho malestar ya que parecen incontrolables y se llaman obsesiones.

De una forma errónea el cerebro trata de eliminar esos pensamientos a través de compulsiones, que se tratan de conductas repetitivas ineficaces, ya que consiguen el efecto contrario que pretenden puesto que aumentan los niveles de ansiedad.

El trastorno obsesivo – compulsivo se puede explicar por factores genéticos, y también por factores educativos.

Es importante distinguir que no es lo mismo tener rasgos obsesivos compulsivos, que síntomas del trastorno obsesivo – compulsivo. La diferencia a tener en cuenta es el grado de ansiedad que se padece, la falta de control ante la compulsión y el grado de interferencia que se produce en la vida normal.

Exsiten difentes tipos y variaciones dentro de las conductas y de los pensamientos obsesivos.

Algunos tipos son:
  • Contaminación – Miedo extremo a contraer diferentes tipos de enfermedades físicas y/o mentales.

  • Relacionados con la Salud – Practicarl deporte de manera exagerada y/o cuidados de la imagen física de forma extrema.

  • Relacionados con la Sexualidad – Tener pensamientos que la persona considera repugnantes o prohibidos.

  • De carácter Agresivo – Miedo a hacerse daño o a hacer daño a los demás.

  • De carácter Filosófico y Religioso – Tener que confesar constantemente pecados por ínfimos que sean, o tener pensamientos divagantes sobre la muerte u otros conceptos metafísicos.

  • Del tipo Acumuladores – La persona se ve obligada a acumular objetos de diferentes tipos o bien gran cantidad de información sobre algunos temas.

  • Del tipo Numerales y Repetidores – Se trata de contar repetidamente objetos o números o de realizar conductas un número de veces particulares.

  • Las personas Supersticiosas – Normalmente se conoce como el pensamiento mágico, por el cual la persona piensa que diferentes situaciones tienen consecuencias desastrosas si no se sigue un ritual.

  • Las personas Indecisas – Incapacidad de poder tomar decisiones y entrar en un bucle bloqueante.

  • Los Verificadores – Verse obligado a comprobar cosas ya realizadas constantemente.

Tratamiento

El tratamiento más recomendado y con mejores resultados en los estudios clínicos realizados parece ser el modelo cognitivo conductual. La técnica que se utiliza en éste modelo es la Exposicion con Prevención de Respuesta, además de las técnicas de relajación.

Otra forma de enfocar la intervención es de una manera más cognitiva en la que se trata de trabajar sobre los sentimientos que se generan al padecer el tratorno como la culpabilidad, la vergüenza o el perfeccionismo.

Otro modo adecuado de enfocar la intervención es a tavés de una técnica del modelo narrativo que se llama Externalización y que resulta ser muy eficaz, ya que la persona visualiza un enemigo externo contra el cual poder enfrentarse, identificando cómo es la manera de funcionar de la obsesión en él y ayudando también a desarrollar herramientas que utilizar para detenerla o conseguir que la influencia de la obsesión se minimice y permita llevar ala persona una vida normalizada.

Algunas técnicas útiles para controlar los pensamientos y las conductas pueden ser:

  • Hacer provocaciones en espacios elegidos con una duracion determinada con el fin de aprender a controlarlas “silla rumiatoria”.

  • Escribir los pensamientos obsesivos en un papel hace que de alguna manera nos ayude a ser conscientes de ellos y ésto provoca que se reduzca la intensidad, o incluso llegar a cantarlos!

  • Dejarl fluir las obsesiones libremente por el pensamiento sin controlarlas y permitir de ese modod que se alejen y que se vayan.

  • Centrar la atención en otras tareas distractoras.

La familia y entorno familiar.

Me parece muy importante destacar la relevancia que tiene la pareja, o bien la familia y el entorno familiar cercano, y el cómo hacerles aliados de la persona y enemigos de la obsesión ayuda a la persona que la padece.

No sólo la persona que padece el trastorno obsesivo – compulsivo lo sufre, ya que también las personas que conviven en el día a día pueden ser sufrientes de lo que sucede, por lo tanto el apoyo y la implicación de la familia o de la pareja me parece fundamental para ayudar a la mejoría del problema.

Así que las personas cercanas pueden hacer algunas cosas como por ejemplo:

  • Tratar de comprender el problema y crear un clima de apoyo, por ejemplo no asustarse ni dramatizar ante conductas que puedan parecer extrañas.

  • No tener expectativas de mejoría inmediata, ya que cada persona tiene un ritmo diferente en el proceso de intervención.

  • Hacer vida normal y seguir con las rutinas habituales.

  • No aliarse con la obsesion y trabajar de acuerdo a lo propuesto en la terapia.

  • Reconocer las pequeñas mejorías que se van produciendo.

  • Usar el humor como herramienta para desdramatizar algunas situaciones.

Con un trabajo conjunto entre la terapia psicológica, la farmacológica (si es necesaria), y la familia pueden ocurrir mejorías perceptibles, así que podemos aliarnos en contra de las obsesiónes para que no nos fastidien más!

Si quereis saber que son las manías y compulsiones, pinchad AQUI!

Si quereis conocer las obsesiones más raras y las más comunes, pinchad AQUI!

Sobre el autor de éste artículo:

Javier Barreiro Santamarta es Licenciado en Psicología por la Universidad de Salamanca, Psicólogo General Sanitario en Salamanca colegiado nº CL-3735. Máster en Psicología Clínica cognitivo-conductual, Master en Terapia Breve Centrada en Soluciones y Master en Recursos Humanos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *