Tercera edad y Gerontologia

Tercera edad, alzheimer

La tercera edad y gerontologia.

 

Debido al cada vez mayor envejecimiento de la población, a la existencia de diferentes enfermedades incapacitantes y a la necesidad de apoyo a los cuidadores, podemos trabajar con diferentes intervenciones en la tercera edad.

Psicestimulacion cognitiva:

La estimulación cognitiva se dirige a ancianos con pérdidas de memoria, enfermos de Alzheimer y otras demencias, personas con lesiones cerebrales y a mayores quieran estimular y mantener sus capacidades mentales en un buen nivel.

La psicoestimulación cognitiva trata de desarrollar capacidades que están en la base de los procesos cognitivos combinando técnicas de rehabilitación, entrenamiento, aprendizaje y actividades pedagógicas y psicoterapéuticas.

Tratamos de mantener la autonomía de la persona mayor, interviniendo a través de actividades de estimulación cognitiva sobre los ámbitos que puedan estar alterados así como en los que no lo están, con el fin de retrasar su deterioro.

Así pues, después de realizar una valoración neuropsicológica inicial, se diseña un programa de psicoestimulación cognitiva individualizado para adaptarse a las necesidades particulares de cada persona, de cara a trabajar todos los ámbitos cognitivos que puedan estar alterados como la Capacidad visoespacial, la Memoria, la Orientación espacio temporal, el Lenguaje oral y escrito y las diferentes Capacidades ejecutivas.

Asesoramiento a cuidadores y familiares:

Somos conscientes de las diferentes situaciones a las que se enfrenta el entorno familiar de personas que por su situación viven una incapacidad o una dependencia a causa de diferentes enfermedades propias de la tercera edad.

Nos adaptamos a cada caso particular y favoreciendo una atención individualizada:

  • Asesorando a las familias que atienden a personas dependientes para favorecer su enfrentamiento a las diferentes situaciones con las que se van a encontrar en su cuidado diario.
  • Dando apoyo en la planificación y reparto de cuidados, teniendo en cuenta los problemas propios del cuidador.
  • Facilitando los modos de acceso a los diferentes recursos sociales de apoyo facilitándoles la información y gestión de los mismos.
  • Ofreciendo intervención y apoyo psicológico en los casos que así lo requieran.

Pidenos información sin compromiso.