Ansiedad anticipatoria ante la desescalada

En el Hoy por hoy Salamanca de La Cadena SER hablamos sobre la ansiedad anticipatoria ante la desescalada.

(Podeís escuchar el audio del programa al final de artículo.)

Existen dos conceptos a tener en cuenta que ayudan a entender qué es la ansiedad anticipatoria, por un lado está la ansiedad anticipatoria en sí, que es un tipo de ansiedad que se produce cuando creo que algo va a ocurrir, lo que nos genera exitación, y por otro lado están las expectativas erróneas, que es esperar que suceda algo negativo que me estoy imaginando. Normalmente la ansiedad anticipatoria genera expectativas erróneas.

Dos factores clave

Anticipar es preveer algo que va a ocurrir, es decir predecir el futuro sobre unas expectativas que vamos generando ante una situación. Al no poder saber con exactitud qué ocurrirá, ya que hay situaciones sobre las que no podemos tener total certeza, se genera mucha ansiedad por la sensación de falta de control.

Por otra parte, el concepto mal explicado de “nueva normalidad”, sumado al hecho del encierro prolongado por la situación del estado de alarma, genera un gran malestar psicológico, con lo que aparecen síntomas como el cansancio emocional, la frustración y una sensación de encarcelamiento obligado, lo que desencadena en más ansiedad. Y la ansiedad es una reacción de nuestro cerebro ante algo que nos genera malestar y que nos indica que debemos romper con esa situación peligrosa para nosotros.

Por tanto, sumando la sensación de necesidad de evitar o enfrentar algo perjudicial que se genera de la ansiedad, más la previsión de lo que nuestras expectativas nos dicen sobre el futuro, ya sea positivo o negativo, es lo que nos generan la ansiedad anticipatoria.

Tercer factor

Existe un tercer factor a tener en cuenta que se suma a la ansiedad anticipatoria, y es que nuestro cerebro puede caer en un sesgo que nos hace buscar toda la información que confirma lo que nos ocurre, lo que produce el efecto de profecía autocumplida, que es una expectativa que moldea nuestra conducta y pensamientos hasta que confirma que se cumple lo imaginado.

Ansiedad anticipatoria

Así pues la ansiedad anticipatoria nos lleva a tomar decisiones poco pensadas o racionales, o a actuar por impulsos tomando decisiones que pueden ser irresponsables y que nos desprotegen y a tener conductas inadecuadas en contra de lo que nos oprime, lo que nos puede hacer actuar sin cabeza.

La ansiedad anticipatoria nos dirige al resultado (futuro) y no al proceso (presente), no nos ayuda a darnos cuenta de la realidad actual, de las pautas de actuación, es decir, nos hace olvidarnos de lo que si podemos controlar en este momento, de los pasos que podemos dar ahora mismo para estar mejor dentro de esta situación y de seguir haciendo caso a las normas aunque no estemos de acuerdo con ellas, además de no permitirnos ser conscientes de lo que podemos aprender y sacar para el futuro de esta situación, y por tanto nos obliga a actuar sin pensar lo que no nos deja romper con esta situación que nos produce malestar.

♦ Podeis escuchar el programa a partir del minuto 19´pinchando AQUI!

♦ Os puede interesar el artículo 10 Consejos para no caerse en la desescalada.

Sobre el autor de este artículo:

Javier Barreiro Santamarta es Licenciado en Psicología por la Universidad de Salamanca, Psicólogo General Sanitario en Salamanca colegiado nº CL-3735. Máster en Psicología Clínica cognitivo-conductual, Máster en Terapia Breve Centrada en Soluciones y Máster en Recursos Humanos.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *