Cómo ver el lado positivo del confinamiento

Cómo ver el lado positivo del confinamiento

Avanzan los días de confinamiento y para algunas personas cada vez se hace más difícil sobrellevar ésta situación y ver el lado positivo. Realmente la falta de contacto social y el cambio de las rutinas habituales tiene un coste en todos, a pesar de que haya personas que se hayan adaptado mejor que otras a éste momento tan particular que estamos viviendo.

(post relacionados al final del artículo)

ver el lado positivo

En éste quinto artículo sobre manejo del confinamiento te voy a explicar cómo ver el lado positivo del confinamiento.

Ver el lado positivo de las cosas es más fácil cuando las cosas van bien, pero resulta más difícil cuando la situación es complicada o no pasamos por un buen momento, pero lo que no debemos olvidar es que todas las situaciones son una moneda que tiene cara y cruz, y ver un lado u otro de la moneda depende del punto de vista con el que miremos la situación. Por lo tanto no se trata solo de ver lo positivo, si no de aprender a valorar la realidad de una forma más adecuada.

Moneda cara y cruz

Para ello podemos aprender a valorar más nuestros propios recursos personales, no desde el punto de vista de lo que la situación me quita, si no desde lo que la situación me aporta o me puede haber aportado durante el tiempo que duró.

Cómo valorar el lado positivo
  1. Compararse con otros puede ayudar. Comparar ésta situación con otras más complicadas que han ocurrido o están ocurriendo en el mundo o a lo largo de la historia, como guerras, desastres naturales, otras pandémias… Parece que funciona el refrán “mal de muchos consuelo de tontos”, debido a un sesgo mental de identificación grupal, por el cual pensamos que el ver que otras personas pueden estar pasando por nuestra misma situación o por una peor, nos ayuda a calmarnos.
  2. Compararse con uno mismo. Recordar situaciones personales anteriores donde obtuvimos éxito y valorar qué aprendizajes pudimos conseguir entonces, nos ayuda para poder tener visión más positiva sobre el presente y sobre el futuro.

compararse

Para ayudarnos a recordar y a valorar nuestros recurso podemos aplicar algunas herramientas y reflexiones. Os propongo algunas que utilizamos en la consulta del modelo de intervención Terapia Breve Centrada en Soluciones.

Herramientas
  1. Realizar un listado de los aprendizajes obtenidos hasta el momento, es una tarea que podemos realizar tanto individualmente a modo de reflexión personal como con la familia para que nos ayude a todos a tener una visión más realista y positiva.ver el lado positivo
  2. Hacer un buen listado de todas las pequeñas cosas que si funcionan, por pequeñas que sean. Son muy interesantes todos los pequeños detalles, ya que cuando estamos en un mal momento tendemos a obviarlos.
  3. Plantearse todos los días tres preguntas de reflexión para darme cuenta de las cosas que me ayudan a sentirme satisfecho. Qué pequeña cosa he hecho hoy de la que me puedo sentir satisfecho; qué otra pequeña cosa he hecho hoy de la que me puedo sentir satisfecho; qué pequeña cosa ha hecho hoy por mí o conmigo alguien, que me puede hacer sentir satisfecho.

afontamiento

  1. Realizarse unas buenas preguntas de afrontamiento:
  • ¿Qué puedo aprovechar de esta situación por pequeña que sea?.
  • ¿Qué que me está ayudando a superar éstos días?¿Cómo lo estoy logrando?.
  • ¿Qué cosas que estoy haciendo podría recomendar a alguien que no ha vivido ésta situación?
  • ¿Qué cosas de las que hago repetiría si esto volviese a suceder?.
  • ¿Cuál es la característica personal que estoy poniendo en juego que más me está ayudando?.
  • ¿Qué cosas me ayudan a recargar las pilas cada día?.

No hay que olvidar que nosotros mismos somos los mejores expertos sobre lo que nos sucede.

♦ Os pueden interesar los artículos:

Sobre el autor de éste artículo:

Javier Barreiro Santamarta es Licenciado en Psicología por la Universidad de Salamanca, Psicólogo General Sanitario en Salamanca colegiado nº CL-3735. Máster en Psicología Clínica cognitivo-conductual, Máster en Terapia Breve Centrada en Soluciones y Máster en Recursos Humanos.


Sobre el autor de este artículo

Javier Barreiro Santamarta es Licenciado en Psicología por la Universidad de Salamanca, Psicólogo General Sanitario en Salamanca colegiado nº CL-3735. Máster en Psicología Clínica cognitivo-conductual, Máster en Terapia Breve Centrada en Soluciones y Máster en Recursos Humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *